Be trendy my kid » productos exclusivos para niños

Masthead header

Estar vivo

Hace pocos días recibí una noticia que me hizo reflexionar sobre el sentido de la existencia y sobre el privilegio que supone estar vivo.

Estar vivo te permite sentir. Sentir te permite amar. Amar y sentirte amado te permite ser feliz.

A veces resulta difícil encontrar un momento, solo unos minutos para sentarse a pensar y recapacitar sobre nuestra vida. Vivimos dentro de un torbellino de obligaciones que nos atrapa y el tiempo se convierte en una rutina que pasa sin darnos cuenta y sin poder saborerar esos instantes que deberíamos coronar con una sonrisa o una conversación relajada, mirándonos a los ojos y disfrutando como si fuera el último instante de nuestras vidas.

A veces solo lo hacemos cuando miramos a nuestro alrededor y vemos que constantemente, por desgracia, estamos rodeados de personas que sufren percances y tragedias, de las que difícilmente se recuperan o les cuesta remontar para poder empezar de nuevo.

No somos conscientes de que mientras estamos vivos tenemos la obligación de exprimir hasta el último segundo de nuestras vidas. De cada experiencia aprendemos, ante las caídas debemos levantarnos y de cada momento debemos tratar de ver la mejor parte. El ser humano tiene la facilidad de adaptarse a nuevas situaciones  a pesar de lo duras que puedan llegar a ser. Parece que nos cuesta bajarnos de esta noria que gira y gira y a veces no nos da tregua para ver el significado que tiene “estar vivo”.

Cada día es un regalo, un regalo frágil que hay que desenvolver con cuidado y disfrutarlo con alegría, ya que el tiempo es algo maravilloso que no podemos desperdiciar. Así que, respiremos profundamente para darnos cuenta de que solo tenemos una vida,  parte de ella muere cuando acaba el día… podemos vivirla o simplemente pasarla.

Marta F. Andrés

Share to:FacebookTwitterPinterestINSTAGRAME-MAIL

Your email is never published or shared.